&Beyond Yacht Charters

Navegar como las estrellas de Hollywood es cada vez más accesible

Compartir

Publicado en La Nacion el 29 de Mayo

El alquiler de yates privados con tripulación y todos los servicios incluidos registra un crecimiento inusitado en Latinoamérica.

Navegar en un yate privado hace tiempo dejó de ser exclusivo para las estrellas de Hollywood y los magnates petroleros.

Las opciones para salir con familia y amigos en pequeñas embarcaciones tripuladas con todos los servicios a bordo se multiplicaron en los últimos años y la demanda se disparó. La pandemia dio un empujón más: mientras los grandes cruceros estuvieron parados mucho tiempo por el riesgo a contagios en barcos con miles de pasajes, las salidas cerradas en embarca iones para 8 o 10 pasajeros crecieron y siguen creciendo. Seguramente en los momentos más bravos de la pandemia fue por la seguridad que daba mantenerse dentro de una burbuja, sin contacto con demasiadas personas, pero ahora sin dudas el éxito es por la exclusividad y el servicio personalizado que ofrecen.

Aunque con costos elevados, se volvió una alternativa más accesible, incluso en algunos casos cercana a lo que se pagaría por un viaje en un crucero o una estada en hotel.

La propuesta es en la mayoría de los casos similar: se alquilan los navíos, que pueden ser yates, catamaranes, goletas o veleros con tripulación que se encargan de la navegación, las comidas, limpieza y actividades. Los pasajeros no necesitan tener ningún conocimiento sobre navegación. Los pasajeros no necesitan tener ningún conocimiento sobre navegación. Los itinerarios también se suelen diseñar a pedido de los viajeros: pueden elegir la cantidad de días y las escalas que se harán. Los destinos más buscados son el Mediterráneo y el Caribe.

La reserva también se flexibilizaron, con el surgimiento de plataformas en diferentes países que reúnen la oferta y permiten comparar tarifas y servicios. Se contratan con un simple clic, con la misma facilidad que una noche de hotel. En muchos casos, los propios dueños de las embarcaciones viven abordo y reciben pasajeros y en otros los ponen en alquiler en los momentos que no los usan.

La plataforma francesa Click&Boat, una de las tantas que proliferaron en los últimos años, registró a nivel global un aumento del 87% en las reservas de embarcaciones tripuladas en 2021 frente a 2019. La empresa actualmente ofrece más de 40.000 embarcaciones en alquiler, en las más variadas regiones del mundo.

 

 

El San Limi, un yate a vela de lujo que comercializa Dawe Yachts, hace itinerarios por las costas de Croacia.

 

Nuevos Navegantes

“El alquiler está creciendo mucho y en América Latina con mucha fuerza. Se espera que se incrementen las salidas de latinoamericanos entre el 15 y el 20% en los próximos años”, dice Ignacio Peluffo, socio de Dawe Yachts y de My Yacht Company, empresas especializadas en el alquiler de yates para el mercado latinoamericano, con cerca de 20.000 opciones de embarcaciones en más de 150 destinos. Peluffo explica que el latinoamericano es un mercado relativamente nuevo, que en los últimos años viene descubriendo estas propuestas: “Muchos pensaban que alquilar un yate era para jugadores de fútbol o para la realeza, pero es una modalidad de alojamiento más, que hasta puede ser más económica que un hotel, hay propuestas accesibles que rondan los 2000 euros por una semana para 4 personas y también los yates premium de 500.000 euros por siete días”, agrega.

Entre los destinos más buscados, destaca las salidas por el Mediterráneo, con itinerarios por la costa Dálmata en Croacia, Italia y las islas griegas. En el Caribe, los preferidos son los itinerarios por las Islas Vírgenes.

 

El catamarán a motor Leopard 51 en navegación por las Islas Vírgenes Británicas.

 

A diferencia de los grandes cruceros, en los yates se hacen distancias muchos más cortas, generalmente dentro de la misma área, no se navega de noche pero se acceden a sitios que lo grandes busques tienen restringido.

&Beyond Yacht Charters es otra de las empresas que ve cómo les sacan de las manos los yates para alquilar. Liderada por un matrimonio de sudafricanos, nació hace dos años, en plena pandemia y ofrece salidas en catamarán por el Caribe, con base en Islas Vírgenes Norteamericanas.

“Es necesario reservar con seis meses de anticipación y hay embarcaciones que con más tiempo aún, explica Liza Kharoubi, Chief Charter Consultant de &Beyond Yacht Charters.

Kharoubi cuenta que las propuestas son all inclusive, las salidas incluyen comidas, bebidas y también las actividades que se realizan, como snorkel o buceo.

“Todos los barcos son diferentes y los pasajeros pueden elegir a que islas ir; aunque sugerimos itinerarios, ellos deciden. También la cantidad de días, aunque el mínimo es de tres”, agrega. Ella se encarga de hacer un trabajo personalizado: “Me ocupo de averiguar exhaustivamente los gustos de cada grupo y les aconsejo una tripulación y barco acorde. También consultamos por necesidades especiales en las comidas y otros requerimientos”.

Una salida para 4 personas de una semana de duración en uno de los yates que ofrece &Beyond cuesta desde 15.000 dólares.

Por Andrea Ventura

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

Más por explorar